A PESAR DE LOS PESARES

 

Hace unas horas, antes de que comenzara el partido, publiqué en mi perfil de Facebook este comentario:

Tere Escamilla La terquedad de Aguirre no tiene nombre; dan ganas de insultarlo en público. A ver si no el equipo vuelve a sufrir las consecuencias de los caprichos del técnico, que no sería la primera vez que nos perjudicara a la selección en un partido de Mundial.

Recibí mensajes varios en respuesta a mi comentario y he querido contestarlos, desgraciadamente, como no puedo ser breve, he tenido que recurrir a mi blog para escribir lo que me ha nacido del alma y de lo que mis ojos -defectuosos si, pero no completamente ciegos- han visto durante este emocionante segundo partido de la selección mexicana en el mundial de Sudáfrica 2010. Tomo respiración y escribo:




"Queridos todos, como fanáticos del futbol, que son, segura estoy que sabrán entender lo que he dicho antes y que las circunstancias se han encargado de poner en su lugar. Aguirre ha demostrado cierta obstinación con algunos jugadores que simplemente no se explica,  y han sido los mismos muchachos que han jugado con el corazón en los pies quienes se han encargado de ponérselo en la misma  frente. 
El señor se obstinó en ir rotando al capitán del equipo ¿quién demonios hace eso en un  mundial? Rafa Márquez que tiene toda la categoría del mundo se encargó de quedarse callado y meter un gol que nos dio un respiro del tamaño de Sudáfrica en el juego inaugural. Y el día de hoy, al técnico no le quedó de otra más que ponerlo de capitán debido a los reclamos con categoría que Márquez hizo durante la semana. ¿Y qué pasó? Rafa es el más indicado para meter orden en el equipo, el más respetado, el más obedecido, el de más jerarquía y experiencia. Si eso lo vemos todos, ¿por qué Aguirre no?
Nuestro querido técnico se ha empecinado en no poner a jugar a Guardado ¿quién le dio el pase de gol a Rafa Márquez en aquel mismo partido y además desequilibró la banda izquierda durante el tiempo que jugó?
Hoy los chicos (no yo, que soy una simple seguidora del futbol que no sabe nada de nada y no creo ni por un instante que mis comentarios lleguen hasta el seleccionador nacional ☺), como decía, han sido los chicos quienes se han encargado de decirle a Aguirre, en la cancha  - tal como se debe hacer-, que Chícharo tiene que salir de titular en lugar de Guille Franco que, no sólo en este mundial, sino desde el pasado, no ha hecho absolutamente nada que valga la pena de resaltar. ¿Y quién más? Cuauhtémoc Blanco, que todos sabemos que sólo está para medio tiempo.
Del Conejo ya no digo nada, porque afortunadamente la defensa se ha encargado de evitar cualquier riesgo máximo en la portería, pero la manera en que se amarró en aquel tiro de Sudáfrica que se fue a estrellar al palo, no es de un portero merecedor de la titularidad en un mundial de futbol. En mucho hay que agradecer al “Maza” Rodríguez que nuestra portería no haya sido vulnerada en más ocasiones, porque el muchacho ha jugado espectacularmente, al igual que Salcido y hoy, Héctor Moreno.
Los chicos son los únicos que han hablado el día de hoy y han hablado con autoridad y sobre todo con coraje. Pero sobre todo hay que poner a aquellos que han definido el juego muy por encima de las decisiones enredadas, tardías y extrañas que ha hecho el entrenador nacional.
Ahora, con la imposibilidad de Efraín Juárez para  jugar contra Uruguay, se adivinaría que el movimiento natural sería poner a Guardado. ¿Lo pondrá? ¿U optará, tercamente por Paul Aguilar?
Afortunadamente para todos, la terquedad de Aguirre nunca fue superior a la terquedad de Domenech, que a estas alturas, lo han de estar destrozando en su país por su empecinamiento al no poner a jugar a Henry. Tendré que dar gracias porque Aguirre no crea en los astros, signos zodiacales ni feng shui como el. . . . . el. . . . "Inocente" de Domenech.
Aunque Aguirre y mi sistema de cable -que me han dejado al borde del infarto por suspender el internet y la señal del partido 10 minutos antes de que éste diera comienzo-, se empeñen en ponerme los pelos de punta, yo siempre, siempre, estaré del lado de la Selección Mexicana, porque me encanta el futbol, porque lo disfruto y lo sufro; porque  lo celebro y lo condeno; porque me ilusiono y me decepciono; y porque, al igual que muchos millones de mexicanos, "sentimos pasos en la azotea" porque tenemos la experiencia vivída en cotejos anteriores donde han sido otros y no los seleccionados, los que le han dado en la torre a las aspiraciones nacionales.
Si me equivoco, lo asumo. Al fin y al cabo no hay nada mejor que saberse equivocado cuando el equipo gana de una forma brillante y contundente como lo ha hecho este día. Siempre reconociendo que expresé mi opinión antes de comenzar el partido. Lo único que se esperaría de una forma natural, es que el siempre esperado Javier Aguirre, reconociera aunque fuera para el partido contra Uruguay, que él también ha comentido errores de alineación que han quedado en evidencia por sí solas en cada uno de los partidos. Sé que esto es prácticamente imposible.
Saludos con mucho cariño para todos.
 

3 Responses
  1. Hilda Says:

    Querida Tere, que te puedo decir, no sé de futbol, no me gusta, no sé de estrategias, menos sé que dice y piensa Aguirre. Solo sé que soy mexicana, que aunque sea incrédula y pesimista con la selección, amo a mi país y me encanta verlo jugar como hoy: contundente, dominador y sobre todo concretando para evitar el tan temido "jugó como nunca, perdio como siempre". Admiré y vitorée muchas jugadas como aquella donde un jugador que no recuerdo quien era, le dio un pase a Giovanni que por poco mete el gol y me impactó porque ese jugador estaba en el suelo y tirado dio el pase. Así se lucha por la pelota. Y así hubo muchas jugadas.
    Como ignorante no sé de quien sea el mérito si del entrenador o de los chicos, a mi juicio, siempre es mérito de ambos, tanto como en la derrota como en la victoria.
    Respeto mucho tus comentarios y si mis bromas en algún momento te hicieron sentir mal, disculpa.
    Gracias por este post, lo disfruté mucho.
    Abrazos. Hilda


  2. TERE Says:

    ¡¡ cómo me va a hacer sentir mal una broma !! Yo que soy la bromista con pies. Para nada Hilda. Las únicas bromas que me sacan de quisio son aquellas de las que hablas en tu post: las que están hechas para humillar y destrozar reputaciones o relaciones. No, no, yo sólo pienso que además de celebrar, gritar, bailar, echar porras, etc. no podemos dejar de ver con objetividad las cosas que hacen tanto el entrenador como los federativos de la selección. ¿sabes? el problema es que los mexicanos tenemos memoria muy corta para muchas cosas y el deporte no es la excepción.
    Afortunadamente parece que quiere rectificar el rumbo, pero no podemos cantar victoria hasta que termine el tercer juego. Esperemos que siga respetando a Márquez y que -por piedad- le de la oportunidad al Chicharíto. Se la merece más que Franco. No importa que falle (el chícharo) lo que importa es que reciba la confianza para que siga metiendo goles.
    Otra vez andamos platicando solas mana, pero no importa, lo que pasa es que se extendió "un poco" la respuesta ja, ja, ja. y no supe ni cómo editarla para que cupiera en el FB.
    Gracias otra vez, como siempre.


  3. Hilda Says:

    Me alegra no haberte hecho sentir mal.

    Y sí, también ese tipo de bromas me purgan!!! No debiesen existir, ya vimos que causan más daño que otra cosa.
    Por supuesto estoy de acuerdo contigo, está bien festejar, pero también ver hacia adelante y no dejar de señalar lo que se está haciendo mal.
    jejejeje bueno, algunos no tenemos memoria corta, solo somos ignorantes en ese ámbito jejeje, estoy segura que si me gustara el fútbol, sabría todo eso. :D Por eso me gusta leerte, porque aprendo.
    Si, no pueden cantar victoria, no pueden confiarse, confiarse en un mundial es la ruina.
    jajajaja, tú y yo hablamos hasta por los codos amiguita, en donde sea.
    jajajaja, ah sí, tienes razón, esta respuesta ni de chiste cabía en el facebook, que ya nos cachó que somos un par de loras!!!

    Un gusto leerte y platicar contigo. Abracitos. Hilda


    ARTISTAS INVITADOS

    Artistas Invitados